top of page

COACHING CON CABALLOS PARA EMPRESAS

El capital humano quizá sea uno de los más difíciles de gestionar en el mundo empresarial. A su vez, incluso en nuestra era tecnológica, es también uno de los más importantes para el logro del éxito de cualquier compañía.

Cada vez más los departamentos de RRHH buscan perfiles que, además de la experiencia, talentos, habilidades y competencias, posean unas características emocionales y también que garanticen que se pueda obtener un compromiso hacia la empresa, tanto personal como compartido con el resto de los miembros de la compañía. Hoy en día ya se habla de que el compromiso de los empleados genera hasta un 50% más de fidelización en los clientes – cifra nada despreciable para la continuidad y crecimiento de una compañía -.

Dentro del capital humano de una empresa, se buscan diversos factores más que garanticen que éste sea una inversión, no solamente rentable, sino también diferenciadora frente a sus competidores, provocando así una rampa de lanzamiento más rápida en el logro de sus objetivos - Entre estos factores se encuentran el desarrollo de competencias, la capacidad de trabajar en equipo o Team Building dentro de un mismo departamento o entre ellos, lacapacidad de análisis, resolución de problemas, gestión del estrés, productividad, liderazgo y dirección de equipos, comunicación eficaz y gestión del tiempo -.

Debido a todos estos factores, hemos visto un auge en los últimos diez años, de empresas de formación y coaching que ofrecen sus servicios para que una compañía pueda obtener los mejores resultados posibles mediante esta gestión eficaz y eficiente del capital humano. 

Y dentro de estas opciones podemos destacar el Coaching con Caballos como la excelencia para el logro de los objetivos de una compañía gracias a su valor añadido: los caballos y la experiencia.

Si ya conoces el coaching y el coaching con caballos, aquí vamos a exponer las particularidades del enfoque empresarial.

Las jornadas de coaching con caballos son específicamente diseñadas según las necesidades y requerimientos de cada empresa. Para ello, es necesario mantener una entrevista previa donde se expondrá y establecerán, no únicamente los objetivos deseados, sino también lo referente a las personas asistentes. Se tendrá en cuenta la información acerca de la propia empresa, de su dedicación, mercado, competencias y demás.

Durante estas jornadas se realizan una serie de dinámicas o ejercicios donde los caballos son los principales acompañantes y, mediante las cuales, se recrean situaciones reales tanto de la empresa como de los propios participantes. 

Como ya hemos mencionado en otros artículos, debido a la alta sensibilidad a todo lo que rodea el entorno de los caballos y su extraordinaria conexión a nivel energético y emocional con los humanos, se recrean situaciones en las que se ven reflejados, no sólo la persona como individuo, sino también la relación y gestión del colectivo.

Los caballos están continuamente devolviendo información sobre las personas, sus relaciones y los objetivos que ha marcado la empresa. De esta manera, cada uno de los participantes se (auto)descubre con una mirada más objetiva tanto en su rol personal como en de la empresa y relación con el resto del equipo. Del mismo modo, se revelan nuevas formas de observar a los compañeros y a la propia gestión del equipo, puesto o departamentos.

Los caballos exigen claridad y un alto grado de coherencia cuando se les trata. La percepción de coherencia o incoherencia la realizan de una manera totalmente objetiva, tanto de un único individuo como de un grupo, y responderán ante ello. Por este motivo es frecuente ver en las dinámicas caballos que se quedan totalmente anclados y no los pueden mover, o caballos que se alejan, o que son invasivos, o que actúan de manera totalmente contraria a lo que se espera… Hay muchas reacciones y como señales que nos muestran en función de lo que están percibiendo. 

Mediante estas actividades el grupo se da cuenta de aquello que hacen - tanto a nivel individual como en equipo - que funciona o que no funciona, que se debe revisar, aspectos a mejorar, a cambiar, y un largo etcétera - . Los resultados de cada una de las dinámicas variarán en función, no sólo del estado y personalidad de cada uno de los miembros, sino también de la relación y manera de hacer del grupo equipo. 

Se redescubren a ellos mismos y al resto de compañeros, obteniendo otras percepciones y conociendo otras posibilidades para el desarrollo y las competencias específicas por las que es creada la dinámica. 

Su alto impacto reside en que, a parte de descubrir las fortalezas y debilidades, tanto de los miembros como del grupo, y descubrir también las nuevas maneras y opciones hacia el logro, se realiza todo de manera vivencial. Todo es mediante una experiencia que difícilmente se olvidará.

bottom of page